Tras conocer de qué se trata la distonía en nuestro artículo ¿Qué es la distonía focal? Vamos a comentar las bases de la prevención de la distonía focal. El tratamiento de esta enfermedad es bastante complejo por lo que la prevención es muy importante en la carrera profesional de un músico. 

La distonía focal es una contracción anómala e involuntaria de la musculatura fina, causada por la superposición cerebral de dos zonas que controlan partes del cuerpo distintas.  Repasaremos los factores que nos pueden llevar a sufrir una distonía y veremos de qué manera podemos reducirlos o eliminarlos por completo de nuestra vida como músicos.


Arpegio Fisioterapia para músicos Granada. Prevención de la distonía focal

Movimientos repetitivos y sincronizados:

El método de ensayo tradicional, consiste en repetir la obra hasta alcanzar el resultado deseado. Los fragmentos difíciles o donde se cometen fallos, se practican una y otra vez para eliminar el error. Fallar una y otra vez en un punto, genera un estrés mental (factor psicológico) que puede alterar la buena plasticidad cerebral y favorecer la distonía.

Puesto que el trabajo de repetición es totalmente necesario, no podemos eliminarlo. Sin embargo, podemos mezclarlo con otras técnicas de ensayo. Existe un amplio abanico de posibilidades, algunas pueden aplicarse a cualquier instrumento:

  • Entrenamiento mental: Con los ojos cerrados, visualizar el movimiento de nuestras manos y los cambios de ritmo sin llegar a moverlas. Se puede hacer con el instrumento en las manos (más fácil) o sin él (más complejo). Esto ayuda a crear el patrón de movimiento en nuestro cerebro sin necesidad de repetir el error una y otra vez.
  • Tocar de memoria: La lectura de la partitura obliga a nuestro cerebro a sintetizar la información visual para dar las órdenes musculares necesarias. En el caso de tener una postura incorrecta, la información recibida será aún más difícil de procesar. Tocar de memoria reduce la carga cerebral y facilita al cerebro enviar las ordenes necesarias en el momento adecuado, así como crear nuevas conexiones.Al trabajar de memoria, es importante no ensayar siempre mirando las propias manos, esto sucede mucho en instrumentos de cuerda, sobre todo en guitarra, donde se suele observar la mano izquierda.

Ciertos ejercicios alternativos pueden parecer a priori una perdida de tiempo, pero son muy importantes para el buen desarrollo de nuestro cerebro.

 

Postura Corporal:

Glenn Gould

Glenn Gould: Pianista de renombre, con una mala postura.

Las largas horas de ensayo y práctica con el instrumento requieren mantener una postura correcta. La postura es de vital importancia en la vida de un músico, no solo para evitar la distonía sino también una multitud de patologías derivadas de posturas inadecuadas, como contracturas o hernias discales.

En todas las articulaciones y músculos de nuestro cuerpo tenemos receptores que le dicen al cerebro cual es su posición. Estos datos nos permiten ejecutar el movimiento perfecto para cada situación.

Existen posturas que envían información contradictoria. En el caso del violinista, tocar de pie con la cabeza inclinada, pero observando una partitura vertical. Esto incrementa el tiempo que tarda el cerebro en registrar la información, pudiendo llegar a equivocarnos aún conociendo la obra. También puede hacer que aumente la tensión muscular, lo cual produce dolor e incluso limita la rapidez de los movimientos. Además produce un desarrollo cerebral disfuncional que puede llevar a la distonía.

Para evitar este factor, debemos mantener una postura cuidada y relajada al utilizar nuestro instrumento.

 

Factores psicológicos:

El estrés puede provocar distonia focal

La distonía es una patología neurológica. Las emociones intensas tienen un gran impacto en el desarrollo de esta enfermedad.

Tendencias altamente perfeccionistas, miedo escénico, temor al fracaso o factores externos como la inseguridad laboral que nos sometan a estrés alteran la plasticidad cerebral en el aprendizaje, favoreciendo la aparición de la distonía. Es preferible practicar la música en un estado relajado.

Es muy importante para el músico resolver esta ansiedad asistiendo a un profesional adecuado.

Factores genéticos:

Lamentablemente este es el único factor sobre el que no se puede actuar. Determinadas personas tienen una mayor predisposición para desarrollar distonía focal. No se puede saber con antelación, por ello es tan importante que todo músico conozca esta patología y cómo prevenirla.

 

En resumen:

Debemos evitar trabajar bajo presión, con malas posturas y tensión muscular o dolor. Así como reducir la repetición y la frustración en los ensayos. Todo ello complica la labor del cerebro y propicia la aparición de la distonía focal.

Para prevenir la distonía debemos facilitar el buen desarrollo de nuestro aprendizaje cerebral durante las prácticas. Para ello debemos intentar realizar un ejercicio relajado y equilibrado, cuidando nuestra postura y tratando de compaginar distintas técnicas de ensayo.

 

Tratamientos para la distonía focal:

Desde el descubrimiento de la alteración, se han intentado desarrollar y aplicar diversos tratamientos. Los esfuerzos para tratar la distonía focal con terapia física, biofeedback, inyecciones de toxina botulínica, inmovilización, descanso prolongado y fármacos orales, han sido en vano, registrando un muy limitado éxito. Desde Arpegio recomendamos evitar este tipo de tratamientos que pueden llegar a ser contraproducentes para el músico.

En Arpegio aplicamos el entrenamiento sensorial y motor, el único que está dando buen resultado, y que consiste en reestructurar la parte del cerebro que envía información alterada. Esto se consigue mediante ejercicios activos del paciente con su instrumento y requiere una elevada personalización y dedicación por parte del fisioterapeuta y el paciente.

Recuerda que en cualquier caso esta lesión debe tratarla un profesional. Si crees que podemos ayudarte, no dudes en ponerte en contacto con nosotros en Arpegio fisioterapia Granada.